Perros más hoverboards: buena o mala combinación

Perros más hoverboards: buena o mala combinación. Todo dependerá de la raza de can que tengas y de lo diestro que puedes ser una vez que al comprar hoverboard comiences a utilizarlo.

 

Por ejemplo el paseo en la calle deberás prestar mucha atención, pues a pesar de que los perros pueden ser entrenados para evitar varios obstáculos, no son capaces de distinguir colores como el verde y el rojo, de forma que no pueden interpretar un semáforo.

 

Nunca deberás correr tu más que tu mascota, pero mucho menos permitirle a ella que corra más que tú y esto no siempre es fácil de mantener. La correa es una buena solución para que tu perro no moleste a muchas personas, pero tienes que saber que te puede terminar arrastrando a tí.

Si tu mascota y tú salen a caminar o a trotar seguidamente, puede que ya con estos entrenamiento tú y ella y tú en un hoverboard no ocasiones tantas dificultades. Lo mejor es probarlo en espacios cortos de tiempos y en áreas que puedan ser controladas.

 

También puede suceder que a tu perro le llamen la atención las luces de tu hoverboard y se mantenga atento a ellas, pero esto es solo un caso esporádico.